Sensores de presión diferencial

Medición continua de nivel, caudal y presión diferencial

Los transmisores de presión diferencial con sensores de presión piezorresistivos y membrana metálica soldada o sistema electrónico de presión diferencial o sello separador, se utilizan principalmente en la industria de proceso. Deltabar ofrece medición de nivel continua en líquidos, así como medición del caudal volumétrico o másico. También es posible monitorizar filtros con los transmisores de presión diferencial. Compruebe la amplia gama de equipos Deltabar y haga clic en el botón inferior.

Además de los equipos piezoresistivos o con sello separador para la medición de presión diferencial, nivel, o flujo con elementos deprimógenos; el sistema dP electrónico Deltabar es un sistema de presión diferencial que combina dos módulos sensores y un solo transmisor. En aplicaciones de nivel, el sensor para presiones elevadas (HP) mide la presión hidrostática. El sensor para presiones bajas (LP) mide la presión en la parte superior del depósito. El nivel y la presión diferencial se calculan en el transmisor a partir de estos dos valores digitales.

Principio de medición de presión

Transmisores de presión diferencial: Principio de medición

Célula de polisilicio: la presión de trabajo flexiona el diafragma separador y un fluido de relleno transfiere la presión a un puente de resistencias (tecnología de semiconductores). Se mide y evalúa además el cambio en la tensión de salida debido a la presión.

Sello separador: la presión de trabajo actúa sobre el diafragma del sello separador y se transfiere a un diafragma separador independiente del sensor gracias a un fluido de relleno.

Elementos principales: póngase en contacto con su centro de ventas local

Ventajas

  • Transmisores de presión diferencial universales para caudal, nivel o aplicaciones de filtrado

  • Con temperaturas de proceso del sello separador de entre -70 a +400 °C (-94 a +752 °F)

  • El sistema electrónico de presión diferencial elimina los componentes mecánicos tradicionales, lo que mejora la disponibilidad y fiabilidad de los procesos. También se minimizan los riesgos de seguridad, gracias a la nueva arquitectura y al nuevo diseño del sistema electrónico de presión diferencial